Gaia es un perchero coronado por un estante.

Se basa en dos líneas de acero que se tocan y soportan una lámina de madera. Se fija a la pared en dos puntos y se apoya en el suelo con una pata vertical, que se retranquea con una curva delicada y libera espacio a sus pies.

La pieza superior, en madera de roble, varía su dimensión horizontal según la pared que se desee ocupar. Se remata con curvas en sus esquinas y permite la firmeza de todo el conjunto, sirviendo de unión a las piezas de acero estructural.

<

El pase de diapositivas requiere JavaScript.