Esta lámpara es el resultado de un proceso de investigación que parte del estudio de un espacio complejo y del uso que se hace de el.

Siendo entrada a la vivienda y un núcleo de comunicaciones, la pieza no sólo tiene que iluminar la estancia, sino completarla y darle carácter.

El movimiento que se produce en este espacio hace que se busque un elemento que cambie con el tiempo, visible desde diferentes puntos de vista y que funcione tanto encendido como apagado.

En la lámpara L< se parte de un solo punto con varias fuentes de luz a distintos niveles, unos más altos que otros, adaptándose a cada una de las zonas de la estancia, creando un cielo que es diferente según el lugar desde el que se observa.

Fotografía: Juan Valiente

<

El pase de diapositivas requiere JavaScript.