Le!

Sobre el Laboratorio Extraordinario y las condiciones de organización.

Estamos parados. No nos movemos.

Sin embargo no se percibe una situación tan distinta como en otros tiempos (1).

Un cambio desde una óptica global supone la imposición de una serie de modificaciones por una entidad ajena, lo que a menudo provoca problemas o ineficacia (2).
Un cambio real exije la implicación de los agentes, partiendo del más pequeño.

El labORATORIO extraordinario cree en el cambio por la comunidad y desde la comunidad y, por extensión de la sociedad, con la creación de una serie constante de situaciones puntuales(3) y concretas, creemos que se puede provocar un hábito crítico y conflictivo (entiéndase aquí conflictivo como reflexivo y activo). Un aliciente para la aparición de redes cooperativas. Una necesidad cada vez más palpable en la realidad actual del arquitecto y ciudadano. Una “actitud P2P”.

No buscamos resolver un hecho concreto, ni crear una multitud de problemas, lo que queremos es generar “creadores de problemas”. Estudiantes conflictivos que piensen, se quejen y se muevan, capaces de configurarse y re-inventarse a diario.

(1) “…a pesar de (o precisamente a causa de) estar recibiendo un nivel de formación educativa muy superior a la de sus padres (quienes se la estaban proporcionando confiados en su capacidad de generar ascenso social), parecía no compartir los valores de estos, ni encontrar sitio en una sociedad que percibían como encorsetada, llena de convencionalismos arcaicos y necesitada de cambios…” Revolución de 1968.

(2) Si simplemente nos sentamos a esperar, será un desastre total. Entrevista a Elinor Ostrom de Odile Rodríguez de la Fuente para el número 21 de la revista Agenda Viva.
(3) “Pensamos que hay que cambiar el mundo. Queremos el cambio más liberador posible de la sociedad y de la vida en la que nos hallamos. Sabemos que este cambio es posible mediante las acciones apropiadas.” 
”Documento fundacional de la Internacional Situacionista” (1957), Guy Debord.

Exigencias a la dirección de la ETSAC o una guía básica de cómo hacer que te expulsen de la Universidad

1.- Todas las paredes que conforman la escuela de arquitectura serán de caracter libre y comunal (o por lo menos aquellas marcadas como tales)

2.- Un himno indentificador y motivante.

3.- Capacidad de modificar los usos establecidos de los espacios de la escuela y alrededores, previo aviso. Garantizar una durabilidad establecida del cambio, si es aceptado por la comunidad.
4.- Un dominio web para el “labotario extaordinario” como herramienta de uso abierto a todos los estudiantes y demás agentes activos. Una herramienta que se prevé funcione como sistema abierto, autónomo y libre.

5.- Que las aulas, salas y demás espacios de la esuela sean utilizables, siempre y cuando no esté programada previamente ninguna actividad.

6.- Una cuenta de impresión en reprografía o alguna de las fotocopiadoras que hay en la escuela.

7.- Libertad para programar (previo aviso) actividades desarrolladas en el interior de la escuela y sus alrededores sin interrumpir el normal desarrollo de otras activdades, como por ejemplo, conferencias espontáneas, declamaciones, exposiciones, cursos, conciertos acústicos…

1ª Actuación. RECONQUISTAMOS EL PATIO!

A Coruña, 24 de Marzo de 2011.

Y pasará a llamarse… Le! Patio. ¿Quién no le tenía ganas a esa pirámide, y más aún en estes tiempos de revolución contrafaraónica? Hoy comenzamos la conquista del patio instalando unas lineas de intercambio y transporte entre plantas. Y qué mejor para inaugurarla que un homenaje a las más recientes revoluciones populares. Los patios siempre funcionaron de manera clandestina como elementos de comunicación y conectan más eficazmente diferentes niveles que cualquier ascensor Aenor más avanzado. El patio ya es nuestro, que vivan las pirámides!! Se convoca a todo revolucionario para mañana jueves 24, a partir de las 9 de la mañana. EMPIEZA LA RECONQUISTA.