Vivienda en Santa Cruz

Concurso de vivienda – 2015 . Colaboración con Joaquín Gutiérrez

El proyecto se basa en una vivienda de dos plantas y sótano. Se ha pensado como una vivienda que mira al patio y se mira a si misma, por eso su disposición en “L” y su frente a la carretera más cerrado.  Se combina el acabado en blanco con la piedra y el vidrio, en un juego de volúmenes superpuestos que se organizan entorno al patio con piscina.

La vivienda se separa de la carretera de acceso para dejar espacio al acceso al garaje en el sótano. La intención es dar el menor espacio a los coches en la parcela, y por eso se hace la rampa en el sentido de la carretera, a modo de foso, que además permite la aparición de una zona ajardinada previa a la vivienda, donde aparecen dos pequeños patios. Eventualmente puede aparecer una parada de vehículos en un porche situado en el oeste de la vivienda.

Se tiene especial cuidado con las circulaciones propias de los residentes y de los visitantes, además de las circulaciones de la gente que disfruta la piscina.

El volumen de las habitaciones se levanta del suelo marcando la entrada y genera un espacio debajo de si cubierto, útil como zona de juegos o de comedor exterior cubierto.

La piscina se sitúa en la parte sur de la parcela, dejando el suficiente espacio de playa y un margen de césped contra la vivienda.